TORNEOS, REGATAS Y EXHIBICIONES 2005 DEL CAMNE

Segunda regata de veleros RG65 CAMNE - Lago Regatas - Palermo - 16 de abril del 2005

Vientos suaves, día soleado, todo parecía indicar que sería una jornada perfecta para lo que el CAMNE iba a realizar en el lago Regatas de Palermo, ahí justo enfrente del golf y de la confitería, pero no fue así.

Tratándose de una regata de veleros, lo primero que a cualquiera se le ocurre es que haya viento de cierta intensidad, pero si esto no es así, al menos que se pueda desarrollar una navegación lenta pero coherente, constante, sin embargo el sábado 16 de abril no resultó nada fácil para ningún RG65 completar la regata, siendo algunas mangas una pesadilla para ciertos modelos, y una tarea imposible para otros.

Lo que ocurría sobre el lago, es decir el viento y el clima, se torna irrelevante comparado con lo que ocurría debajo del lago, porque a la gran cantidad de plantas sueltas conocidas como "gambarusa" que se enganchaban en la orsa-bulbo o en el timón provocando una suerte de lastre indeseado, hay que sumarle que ese día el sector del lago donde desarrollábamos la regata se convirtió en una especie de río, vaya a saber porque, donde circulaba una corriente o flujo de agua de tal intensidad que quedar atrapado en ella significaba "tirar el ancla" y se convertía en una tarea maratónica poder "despegarse" de la correntada. A tal punto llegaba esta correntada que desde la orilla observábamos un oleaje en ese sector, muy cercano a la costa, que atravesaba el 50% del circuito de boyas en el lado mas alejado de la orilla donde estabamos ubicados los timoneles, y parecía que el viento soplaba sobre el espejo de agua provocando esas olas, pero no, no se trataba de olas "de viento", eran olas de correntada de agua, con mucha intensidad por cierto.

Así fue que los timoneles con mayor experiencia, como Andrés Hollmann y Aldo Rosi con sus modelos de muy ajustado y preciso aparejo pudieron tomar la delantera en todas las mangas alejándose del resto de los veleros, disputando una regata aparte entre ellos. Para los demás cada manga fue un sufrimiento. El segundo duo de la flota fueron Claudio Bassetti y Luis Crego mucho mas retrasados convirtiéndose en la siguiente disputa por el tercero y cuarto lugar, y al final, casi sin poder navegar Alejandro Diloreto y Héctor Consola terminaron abandonando reiteradamente en cada intento.

A lo largo de la tarde se desarrollaron cinco mangas, llegándose a demorar en alguna hasta 45 minutos! Para que el último velero atravesara la línea de llegada. Es que... ¿han visto navegar alguna vez un velero de popa? Si! hacia atrás!. Parecería increíble, pero por momentos algunos modelos retrocedían empujados por la correntada de agua.

Por suerte estaban los mates y los bizcochitos, que nos reponían del esfuerzo que significaba estar tanto tiempo parados en la orilla apretando la mandíbula y clamando por una brisa.

Supongo que para la próxima regata se elegirá un lugar mas apropiado, porque el sábado quedó demostrado que cualquier charco no es óptimo para la navegación a vela, aunque los propulsados a motor sean otro cantar.

Finalmente, quiero destacar la 4° manga, en la que el "Nahuel" de A. Hollmann y el "Hechizo" de A. Rosi disputaron hasta la boya de llegada proa a proa el primer puesto, haciendo una demostración de astucia, habilidad y sangre en las venas digna de destacarse. A los participantes, gracias por intervenir en esta segunda regata de RG 65 CAMNE, y a los que debieron abandonar... ¡a no desanimarse!

 

Claudio Bassetti, de "La Martina"    

 

Participantes y posiciones:

PUESTO TIMONEL BARCO PUNTAJE POR MANGA TOTAL  SIN DESCARTE TOTAL CON DESCARTE
HOLLMANN NAHUEL 0   0   1   0   1 2 1
ROSI HECHIZO 1   1   0   1   0 3 2
BASSETTI LA MARTINA 2   2   3   2   2 11 8
CREGO DON LUIS 3   3   2   3   3 14 11
DILORETO JASON VOORHEES A  A  A  A   NP A A
CONSOLA BRISA MARINA A  A  A  NP NP A A

Se disputaron cinco mangas descartándose una por cada participante (en negrita) con el peor resultado.

A= abandono, NP= no participó

 

Las fotos del evento. Click sobre las imágenes para ampliar

Gustavo Fernández adaptó su empujador para realizar rescates de veleros (que fueron varios) No faltaron otros modelos para navegar libremente
   

Volver