Viaje a la laguna de Chascomús, noviembre de 2009

Por Roberto Villaverde

Ha sido el sábado 7 una de las jornadas más espectaculares que hemos tenido últimamente en el CAMNE, pasamos un dia inolvidable frente a la laguna de Chascomús, provincia de Bs. As., en el Club de Regatas de Chascomús, al que hemos sido invitados nuevamente por las autoridades del mismo con quienes mantenemos una cordial amistad desde hace rato.

La propuesta de pasar un lindo dia comiendo el infaltabla asado y desde ya navegando nuestros modelos en las aguas de la laguna, que suelen presentar desafios para nuestra flota, se cumplió con creeces.

Fuimos llegando en varios grupos desde temprano para aprovechar el dia, previa e impostergable parada en Atalaya donde algunos compraron las clásicas medialunas para la tarde. En el viaje a la laguna que habiamos hecho en 2007, varios de nosotros nos frustramos al no poder botar los modelos con los que habíamos concurrido, ya que el oleaje, y en general, las condiciones del agua eran todo un riesgo, y para algunos barcos como el yate que yo llevé, un verdadero suicidio.

Por eso desde entonces el astillero estuvo trabajando y se produjeron varias unidades, o bien se modificaron otras, a fin de lograr modelos con capacidad como para enfrentar estoicamente las duras condiciones que la laguna podia ofrecer...y fue precisamente lo que ocurrió este dia: un franco y sostenido viento que (por suerte) arreciaba hacia el muelle, generaba un importante oleaje que para la escala de nuestros modelos representaba una lucha constante contra el elemento. Aquí, la estabilidad y fundamentalmente, la estanqueidad, jugaron un papel fundamental.

Francamente, era todo un placer contemplar nuestras embarcaciones dirigiéndose contra las olas, saltando, pasando el agua por sobre las cubiertas, para luego regresar a puerto surfeando sobre las crestas, se obtuvieron escenas de película. A propósito, en nuestra sección videos hay varios de ellos que se hicieron en cámara lenta como para dar una sensación de realismo aun mayor.

El nivel de la laguna estaba bastante bajo, algunos surfistas, adentrados unos 100 metros, podian verse con el agua que no les llegaba a la cintura. En algunas ocaciones, algunos modelos tocaron contra algunas piedras cerca de la orilla. Más allá de algún timón dañado que en modo alguno comprometió la navegación, no tuvimos novedades. Además el viento estaba de nuestro lado: cualquier embarcación a la deriva regresaria tarde o temprano a puerto.

Ya promediando la tarde disfrutamos unos mates con medialunas, luego nos vimos con el presidente del Club de Regatas con quien dialogamos cordialmente, agradeciendo la invitación, y acordamos para el futuro hacer un poco más de énfasis en la difusión de nuestro evento, dado el interés que despertó nuestra presencia (en realidad, nuestros modelos!) en varios socios del club que se encontraban pasando el dia y no quisieron perderse el espectáculo de la navegación de nuestros modelos.

Esperamos se repita. Gracias Club de Regatas de Chascomús.

Click sobre las imágenes para ampliar:

   

Volver