METODO PARA REALIZAR UN CASCO DE BARCO (en madera)

por Gabriel Garcia

Una vez elegido el modelo y optado por la escala, nos ocuparemos de ampliar o reducir el /los planos.
Recordaremos las cuadernas en papel al que pegaremos en la madera que utilizaremos (preferentemente terciada).
Hay que tener en cuenta el espesor del forro del casco para descontar de éste el ancho y alto de la misma.
Una vez cortadas se procede a ahuecarlas dejando la superficie necesaria para darle resistencia al casco. Para el calado de las trabas de los largueros y la quilla razaremos líneas (fig. 1).

 

Con éstas marcas podremos determinar previamente el lugar del encastre. Un buen método para realizar estos huecos es juntar hojas de sierra , tantas como sean necesarias para obtener el ancho de los tirantes que utilizaremos (fig. 2).

Las cuadernas tienen un espesor determinado; para instalarlas en la quilla o en el lugar que marca el plano utilizaremos el centro de la cuaderna (fig. 3).

 

Si trabajamos con quilla también se calará en el lugar que va la cuaderna en forma centrada, con esto se obtiene un encastre en cruz (fig. 4).

 

En los casos que no se trabaje con quilla, trabajaremos con un dispositivo que nos permita ubicar las cuadernas en el lugar e inclinación adecuada, según indique el plano (fig. 5).

 

A las cuadernas es conveniente hacerles previamente un rebaje para el lado que se van estrechando, para que el espesor de estas no sobresalga después de colocar los largueros (fig. 6).

 

Los pegamentos mas aptos son el cemento y los adhesivos instantáneos (cianocrilato). A estos no los afecta la humedad o el agua que pudiera filtrarse al interior.
Una vez que se instalaron en su lugar las cuadernas y consideramos que están lo suficientemente rígidas, comenzaremos a colocar los largueros (preferentemente de pino), donde se realizaron las endijas en las cuadernas.
Para que no se deforme la estructura, es conveniente instalar una de cada lado por vez. Cuando terminamos la colocación de los largueros, habremos obtenido un esqueleto del casco. Si notamos alguna deformación como si estuviera torcido, podremos enderezarlo instalando tirantes de pino cruzados, preferentemente en diagonal.
Estos tirantes deben abrir la diagonal mas angosta para poder enderezar la torcedura (fig. 7)
.

Luego se procederá a forrarlo. Lo ideal es utilizar madera balsa blanda de un espesor no muy grueso, para poder seguir lo mejor posible las curvas del casco. No se preocupen si deben realizar algún corte en la balsa para poder seguir el perfil del casco.
Una vez finalizado el forro, se procede al lijado de todo el conjunto, y de ésta forma iremos eliminando las imperfecciones de la superficie.
La proa y la popa es conveniente realizarlas tallando tacos de balsa, los que luego pegaremos en su lugar y lijaremos para que todo el casco quede como si fuera una sola pieza.
Ya tenemos el casco de nuestro barco en la mano o manos, según el tamaño, y ahora hay que reforzarlo y aislarlo del agua. Para ello le aplicaremos dos manos de resina polyester o epóxica por adentro y afuera. También podemos colocarle un velo de fibra de vidrio entre mano y mano, lo que nos asegurará una perfecta protección contra el agua y mayor resistencia a los impactos.
Una vez seca ésta aislación debemos empezar a preparar la superficie externa para su pintado. Se pueden corregir defectos aplicando masilla plástica tipo carrocera, en finas capas, tantas como sea necesario. Luego lijaremos hasta obtener una superficie completamente lisa y sin porosidad. Terminado esto la pintaremos con impresión a soplete, lo que nos ayudará a eliminar pequeñas imperfecciones.
Ya tenemos el casco prácticamente terminado.
Solo falta abrir los orificios para pasar y pegar con pegamento epoxi el/los tubos por donde pasaran el/los ejes de la/s hélices y de el o los timones.

 

volver